Recién llegado, mochila en mano y doscientos dólares en el bolsillo como capital, así fue el comienzo de mi vida en argentina por el 2009. Haciendo memoria y después de un largo recorrido laboral en argentina uno se pregunta ¿cómo se empieza y hacia dónde ir? En esta publicación les voy a contar la historia y vamos a resaltar algunos tips que, considero personalmente, suman a la hora de buscar y obtener un empleo.

Como muchos otros cristianos llegué sin saber nada de nada, no conocía nada de argentina ni la ciudad, ni la moneda, en definitiva ¡nada!. Lo que sí sabía era que iba a necesitar un trabajo (y rápido) para poder establecerme.

Llegar con alguna formación es clave

Por suerte, antes de salir de colombia pude terminar una tecnicatura en el S.E.N.A con una duración de dos años, también hice cinco de los cursos virtuales a través de Sena Virtual, como ya saben todo absolutamente gratuito. Si quieren saber qué cursos fueron pueden ver el listado aquí en la pestaña ‘estudios’.

Una de las grandes necesidades es la falta de profesionales, especialmente en campos ‘intermedios’ u ‘operativos’, son el tipo de cargos que tienen mucha rotación laboral y donde hay pocos profesionales bien capacitados. Uno de los grandes problemas suele ser estar no calificado o sobrecalificado, por ello estar en el medio es usualmente un plus para muchos.

Si no estamos calificados para un trabajo, lo ideal es nivelar conocimientos estudiando de la forma que lo hice yo, con algunos cursos cortos que tengan buena salida laboral (abundan hoy por hoy en el mercado de institutos y demás).

Los que están sobrecalificados usualmente trabajan en áreas o estudiaron algo donde el mercado está muy saturado o hay  poca demanda, por ejemplo si buscas un abogado en buenos aires solo falta levantar una piedra y salen cinco. En este caso hay que crear un elemento diferenciador, eso se puede lograr con diferentes estrategias, como buscar especializarse en cosas muy específicas, con mayor demanda, buscar nuevos nichos o hacer mejoras en la presentación y habilidades blandas de lo cual hablaremos más adelante.

En definitiva la clave es tener un conocimiento de nuestro interés para poder aplicarlo en el mundo laboral y si eso no fuese suficiente, entonces masterizarlo para convertirse en representantes de dicha área. Todo conocimiento suma y vuelve más robusto el CV, lo cual viene bien para los que han tenido poca o ninguna experiencia laboral.

Cómo comenzar a buscar trabajo

El clásico de muchos latinoamericanos es ir por las calles con CVs en mano repartiendo a diestra y siniestra como si fueran volantes de un restaurante. Sin embargo no es la única opción.

Esto está bien si nuestra intención es buscar trabajos “pseudo-informales” (llámemosle así porque algunos son en blanco y otros en negro) como vendedores de calzado, repartidores de volantes, bacheros (lavaplatos), meseros, etc…  Salir y caminar por las calles turísticas buscando carteles de este estilo es lo que se necesita en estos escenarios.Aunque este tipo de trabajos están destinados usualmente a aquellas personas que no están calificadas y a veces a aquellas sobrecalificadas o que pertenecen a un mercado laboral saturado o con poca demanda.

Zonas para buscar este tipo de empleos: Flores, Once, Calles Florida y Lavalle, Av. Corrientes, Av. Córdoba, Av. Santa Fe, Palermo (o cualquier zona de boliches),  y microcentro.

Otro tipo de personas son los ‘emprendedores’ que verán por muchas calles y ferias vendiendo comidas típicas de sus países de origen, por lo que he apreciado, los argentinos no consumen este tipo de productos pero sí lo hacen otros extranjeros o connacionales.

Zonas donde veo emprendedores: Obelisco, Calle Defensa (días domingos), Recoleta, cercanías a días de eventos en La Rural, bosques de palermo, puerto madero (zona de la costanera), Barrio de San Telmo días sábados y zona de la casa rosada.También pueden ir frente a empresas grandes como Accenture (Av de Mayo 777) donde trabajan muchos extranjeros y tal vez tengan más oportunidades de vender un producto en días laborales.

Para aquellos interesados en empleos bajo relación de dependencia (una empresa) mi recomendación es otra. Estamos en el 2018, la tecnología se integra más con diferentes negocios y considero que tienen más oportunidades buscando empleo a través de la web. Ya escribí artículos sobre el trabajo en argentina aquí y aquí además puse un listado de portales para buscar empleo (que debo actualizar) pero les puede servir.

Los puntos importantes para conseguir entrevistas de trabajo por internet son los siguientes:

  • Un CV bien presentado
  • Subir el CV al menos en 5 portales donde encuentren ofertas del tipo de trabajo que buscan
  • Actualizar ese CV en los 5 portales cada  2 semanas (IMPORTANTE)
    • Si no tienen nada nuevo que agregar, modifiquen alguna descripción, cambien puntos, comas o parafraseen algo de forma diferente, los recruiters solo buscan perfiles actualizados recientemente, por eso no funciona solo subir el CV.

En mi caso hice exactamente eso al llegar, subi mi CV a diferentes sitios web para conseguir empleo y lo completé lo más que pude, en dos semanas sumé cinco llamados para entrevista (particularmente porque también hay mucha demanda en mi área trabajo: Sistemas).

¿Cuánto pido de salario?

Hay tres parámetros aquí:

  • Entorno: El valor, saturación y demanda/oferta del mercado
  • Empresa: La posición a la que se aspira
  • Persona: El valor, capacidades propias y edad

Primero evaluemos el entorno, si después de hacer búsquedas en los portales web que recomendé anteriormente vemos que hay poca oferta laboral en nuestro campo no hay mucho para hacer, será el momento de tomar cualquier oferta que aparezca en ese campo hasta posicionarse y encontrar algo mejor (si no fuese de nuestro agrado).

Por otra parte, pensemos que a veces hay oferta pero también mucha competencia, como el ejemplo de los abogados que mencioné anteriormente, aunque hay vacantes hay mucha oferta que supera la demanda, con lo cual decrece el valor de las posiciones (siempre habrá gente que se venda más barato).

Otro ejemplo parecido al anterior es el caso de los bacheros (lavaplatos), si bien hay posiciones disponibles para este tipo de trabajo también hay muchas personas que lo pueden cumplir, con lo cual el valor de ese puesto será bajo.

Para escenarios donde el entorno es tan complicado, hay poca demanda y mucha oferta hay que asumir directamente que conseguir un salario alto o incluso un puesto de trabajo será difícil, pero no por esto imposible, lean más adelante la sección de habilidades blandas y elemento diferenciador que explica como sobrellevar estos problemas.

No es extraño que, posiciones como Ingeniería Mecánica o Ingeniería Química tengan una salida laboral más difícil en argentina en comparación a una Ingeniería de sistemas. Aquí he visto abogados ambientales e ingenieros mecánicos trabajando en McDonalds o venta de ropa.

Infórmense sobre los salarios actuales de sus campos, pueden usar webs como cuánto gano, el salario, o encuestasit para darse una idea de cuánto es el valor de determinado cargo en el momento.

Ahora pensemos en la empresa como tal, si hablamos de una Pyme (menos de 250 empleados) no podemos pedirle lo que le pediríamos a una multinacional.

Es lo mismo que pedir un sueldo gerencial en una farmacia de barrio. Hay que ser consecuentes en pedir según el tamaño de la empresa.

Aquí podriamos aplicar el famoso dicho (Dependiendo del sapo va la pedrada), con lo cual si pedimos trabajo en un banco por ejemplo nuestra aspiración salarial debería ser mayor que en una pyme, y más aún si se tratase de una empresa extranjera con sedes en argentina como el caso de JPMorgan.

Voy a dar un ejemplo de la vida real: JPMorgan es uno de los bancos más importantes de N. Y. y los salarios base que ofrecen en buenos aires son más altos que los de las empresas en argentina (al menos un 20% al 25% más), también sus políticas de aumento son estables dado que no se rigen bajo las circunstancias de la economía local argentina.

Por otro lado empresas como Globant, que es internacional pero a la vez argentina tiene unos salarios más bajos y los aumentos también son dependientes de la economia local con lo cual son muy variables (más o menos dependiendo de cómo le fue a la empresa y la situación del país).

También hay que pensar si el contrato de trabajo va a ser bajo algún convenio o no. Por ejemplo al trabajar en un banco argentino se entra bajo convenio bancario, lo cual garantiza mejores aumentos y algunos beneficios adicionales (justamente por estar bajo convenio). Desafortunadamente para los trabajadores de sistemas no existe un convenio establecido a la fecha así que depende completamente del rubro.

En definitiva deben mezclar todas estas variantes partiendo desde la base del salario mínimo que es de $9.500 ARS neto.

Finalmente hablemos de nuestra edad y capacidades, para nadie es un secreto que tener más de 35/40 años se convierte en más dificultades a la hora de buscar empleo.

Esto no es algo exclusivo de argentina, es un fenómeno que ocurre en muchos países. A mayor edad es más difícil conseguir empleo, las empresas actuales prefieren a la gente joven y sin experiencia (son más económicos), no suele ser extraño ver una persona Senior o Semi-Senior rodeado de 15 juniors. Con lo que le pagas a una persona experimentada podés tener tres y hasta cuatro personas más (visión empresarial, más manos, a mi parecer más monos con navaja).

Si estamos bajo el umbral de los 35/40 aún tenemos más posibilidades de aumento y cambios laborales que después de esa edad, con lo cual se deben maximizar todas las oportunidades en este periodo de tiempo.

Respecto a nuestras propias capacidades y personalidad es algo muy subjetivo, muy personal. Yo me considero y he sido categorizado como una persona proactiva. Me gusta aprender por mi cuenta, de hecho no terminé ninguna carrera universitaria (solo tengo una tecnicatura) y eso no me ha impedido conseguir los trabajos que quiero (sumado a otras habilidades blandas de las que hablaré más adelante).

He conocido personas de todo tipo, en distintos trabajos he visto:

  • El que hace más de lo que le piden
  • El que hace lo justo
  • El que se rasca a cuatro manos
  • El que vende humo

No todos quieren trabajar, muchos quieren tener un empleo para cobrar un salario. De hecho, hace unos años trabajé con una persona que llevaba 7 años en la compañía, su rutina incluía llegar a las 8 a.m. chatear por Messenger hasta las 16 hs, escribir reportes hasta las 17hs y así de lunes a viernes, no estuve mucho tiempo en esa compañía…

Si ustedes se consideran personas con proactividad, responsables y están en búsqueda de objetivos o una carrera profesional entonces el valor de su salario debe sumar un poco más.

También es necesario pensar en nuestros conocimientos y habilidades prácticas para el trabajo en cuestión, no se puede pretender un salario muy alto si no tenemos alguna formación, tampoco sueldos de ingeniería sin una carrera (salvo excepciones).

Todo es cuestión de poner los pies en la tierra y pensar con conciencia cuánto es el valor que cada quién le puede y le da a su tiempo.

Por último nada de esto quiere decir que ser mayor de 35/40 impida conseguir empleo, solamente cambia las circunstancias y puede hacerlo más difícil además de condicionar los posibles aumentos.

Las habilidades blandas y el elemento diferenciador

Un pequeño truco que uso a veces: Cuando contesto correos con propuestas laborales copio y pego todos los requisitos y en seguida de cada uno mi experiencia, por ejemplo:

  • – Linux: Tengo 5 años de experiencia
  • – Windows: Tengo 10 años de experiencia
  • – VMWARE: No lo conozco

Esto ayuda al reclutador a identificar mis puntos fuertes de forma rápida.

Aunque hay muchas personas con conocmientos técnicos, estudios y demás, muchos suelen fallar con las habilidades blandas o por no tener un elemento diferenciador de los demás candidatos.

En algunas empresas estuve detrás de los procesos de contratación (para sumar gente a la nómina o buscarme un reemplazo) y la mayoria de personas fallan más por su comportamiento que por sus conocimientos.

Aquí en argentina la actitud es algo muy valorado, incluso muchas veces tiene más peso que un título académico (a diferencia de colombia por ejemplo donde el título, estudios y apariencia son todo, más superficial). De algunos candidatos a puestos en empresas donde tuve la oportunidad de entrevistar, pude notar que aunque tenían algunos conocimientos necesarios para el cargo fallaban al momento de “la charla”, solían estar muy nerviosos o mentían y eso les jugaba en contra.

Creo que una de las peores cosas que puede hacer un candidato a un trabajo es mentirle a alguien que sabe. En argentina le dicen “me vino a tocar la guitarra” es decir “me mintió en la cara”. Cuando les hacía preguntas, algunos por “aparentar saber” terminaban metidos en embrollos que no podían explicar, si no se sabe de algo simplemente diga “No lo sé” o mejor aún “No lo sé, pero no creo que me sea difícil aprender”.

La importancia de tener seguridad en el momento de la entrevista no tiene que ver solamente con el hecho de la personalidad como tal, he conocido gente introvertida o tímida en diferentes trabajos, tiene que ver con la forma en la que proyectamos confianza al que nos contrata, lo importante es que le dejemos en claro que no mentimos y que somos capaces de enfrentar el cargo y no saldremos corriendo al primer problema, es demostrar responsabilidad, tener los pies bien puestos (por no decir otra cosa).

En otro proceso de contratación teníamos cerca de unas 100 hojas de vida o (CVs) para revisar, después de un rato te cansas de ver lo mismo, parecen todos iguales (foto cuadrada al lado izquierdo o derecho y mismo formato) entonces hacer una revisión minuciosa de cada candidato era un problema, allí me di cuenta que tener un CV diferente y bien presentado es clave al momento de tener oportunidades, por ello en su momento escribí un artículo sobre cómo confeccionar el cv en argentina que es el modelo que sigo usando hoy día. También pueden ver que hice mi propio sitio web donde presento mi CV en una forma más dinámica, en esto último si necesitan ayuda para poner en la web su CV con un diseño similar pueden escribirme a contacto@migueleonardortiz.com.ar.

En definitiva algunas veces terminamos contratando personas con menos conocimientos pero con mejor actitud de servicio, algunas de las cosas que le dan valor agregado a un candidato son:

  • Buena dicción: Hablar claro y con pausas, pensar bien antes de decir cualquier cosa, no utilicen palabras que el interlocutor no entienda ni hagan chistes que la persona no pueda comprender.
  • Sonreír, ser natural
  • Demostrar interés pero no demasiado, algo que me ha ayudado mucho en mis entrevistas es que tengo la particularidad de decir “qué divertido, o qué interesante suena divertido” cuando me plantean los desafíos o problemas del cargo.
  • Vestir bien pero no en exceso, lo cual también depende del tipo de empresa, para los hombres un jean y camisa de manga larga con un buen calzado va bien, para las mujeres un vestido de un solo color, un pantalón formal o un jean y una camisa formal va bien también. En el caso de entidades financieras nunca usen jean, más bien pantalón, camisa y zapatos formales (pero sin corbata ni saco) dando una sensación de seriedad pero también de informalidad.
  • No esquiven la mirada, cuando respondan preguntas miren al interlocutor, no miren al piso, ni al techo, miren a los ojos y eventualmente si necesitan pensar un poco hacia una ventana con una pausa, mantener el contacto visual es importante.
  • Buenos modales y charla amena, siempre dar las gracias, saludar con firmeza y eventualmente aprovechar los espacios de silencio para hacer comentarios sobre el café o agua (si nos ofrecen) o incluso la vista, es importante generar confianza con el entrevistador y una breve charla informal ayuda mucho (puede ser el clima, transporte o lo que tengan la oportunidad de mencionar según las circunstancias).
  • Seguridad sobre lo que se sabe y lo que no se sabe, cuando sepan algo hablen sobre ello tanto como sepan y cuando no ya saben, no mientan, pero siempre con confianza.
  • Lleguen 15m antes a la entrevista y anúnciese, esto permite demostrar puntualidad.

No es de extrañar que Linkedin presnetó un informe donde las habilidades blandas más solicitadas por las empresas son:

  • Buena comunicación
  • Buena organización
  • Trabajo en equipo
  • Puntualidad
  • Pensamiento crítico
  • Sociable
  • Ser creativo
  • Habilidades interpersonales de comunicación
  • Facilidad de adaptación
  • Personalidad amigable

Otra cosa importante es ser tener el elemento diferenciador. Cuando estuve entrevistando candidatos ninguno fue “destacado” sobre los otros por alguna particularidad más allá de tener “mejor onda”.

Haciendo la diferencia

Voy a contarles como fue mi última entrevista de trabajo, la cual fue exitosa ya que fui contratado.

Hacer preguntas (ser curioso) es importante. Cuando me hablaron sobre mi futura posición me contaron sobre todo lo que hacían, algunas cosas las sabía y otras no, pero cada vez que preguntaban sobre algo que no sabía yo decía: No lo sé, pero creo que lo puedo aprender, ¿pueden contarme un poco de qué se trata? ¿por qué lo usan de esa forma? (En solo esa frase fui: Honesto, demostré interés y seguramente fui diferente a otros candidatos).

Cuando me preguntaron por mis debilidades pude responder algo del estilo:

“¿mis debilidades? ¡Muchísimas! pero creo que las que más afectan en mi trabajo son que tengo mala memoria, lo que me obliga a documentar todo lo que hago y que soy muy perfeccionista y a veces le doy demasiada importancia a una tarea cuando hay otras cosas también importantes por hacer.

Con esa explicación podemos rescatar varios elementos positivos, aunque mi memoria es pésima (realmente lo es) también explico que documento todo lo que hago con lo cual algo estoy haciendo para enmendar mi debilidad. Otra perspectiva de ser “perfeccionista” con una tarea es que es algo moldeable ya que voy a tener jefes que seguramente me dirán que hacer, pero el hecho de que le ponga tanto empeño a algo tiene mucho valor intrínseco.

Aquí se puede ver claramente como lo dicen los simpson está “la verdad” y “la verdad”. Y es que cuando estamos en un proceso de contratación es lo mismo que verse como un producto, la presentación es muchas veces la clave.

Ya habiendo sido contratado pude preguntarle a mi jefe sobre mis calificaciones en uno de los exámenes técnicos, me dijo (te fue bien, pero no muy bien) aún así resaltó que la característica que les llamó la atención fue la proactividad y el demostrar interés por aprender y aplicar cosas nuevas.

Básicamente los empleadores buscan personas que no necesiten un policía o una niñera detrás para enseñarles sino más bien gente con empowerment propio que sean capaces de alcanzar resultados por si mismos.

Un breve resumen de cómo podemos diferenciarnos:

  • Buena presentación tanto personal como digital e impresa (Un buen CV bien presentado o sitio web bien presentado)
  • Saber comunicarnos con claridad siendo agradables
  • Demostrar interés a través de preguntas sobre la compañía, el puesto o cómo se manejan con el trabajo diario
  • Tener claras nuestras fortalezas, debilidades y saber presentarnos (esto deben practicarlo antes de las entrevistas plantéandose preguntas hipotéticas).

 

Me gusta todo lo que tiene que ver con Estudios, Trabajo o Vida en la Argentina para extranjeros.

Si tienes preguntas encontrame en el foro o Sígueme en Facebook y Twitter