Ataque a Uribe en Buenos Aires

En el Teatro Gran Rex cerca del centro de Buenos Aires colocaron un dispositivo explosivo para «atentar» contra la vida del Ex-presidente Álvaro Uribe Vélez. Quiero expresarles una perspectiva personal.

granrex-uribe

Sinceramente en temas de política no doy la talla, debo reconocerlo. Pero el día de hoy muchos Colombianos se acercaron al Obelisco y realizaron una marcha en repudio a la visita de Uribe.

Como publiqué en la red social de Colombiano Viaja hacia Argentina es un tema que realmente no tiene relevancia para mí.

Es cierto que ha sido un suceso horrible, por el cual ningún ser humano desearía pasar y mucho menos ser el «objetivo principal», si bien deja mucho que pensar, hay otras perspectivas más preocupantes o interesantes de las cuales ocuparse que «la noticia del momento». Por otro lado, ¿realmente cambia algo odiar tanto a alguien?

 

Me encanta ver Colombianos reunidos por una causa, la nobleza de mi pueblo, la solidaridad que «a veces» suele presentarse con situaciones de gravedad es algo digno de admirar también me encanta ver que hay otras asociaciones de Colombianos, de estudiantes, de lo que sea que están «para ayudar» a otros compatriotas.

Sin embargo, me encantaría ver que tuviesemos la misma energía para enfrentarnos a los temas que llevan años y años, temas que seguimos pateando porque no queremos hacernos cargo, porque creemos que no tienen solución o porque no sabemos encararlos.

uribe

Piensen en ésto, Uribe es un Ex-presidente, ya está «jubilado» recibiendo un salario bastante confortable por el resto de sus días a costas de nuestro querido pueblo, lo cual está bien pues ya cumplió su función como presidente.

Además cuenta con seguridad privada, guardaespaldas y un séquito de personas que se ocupan de su seguridad.

Yo no estoy a favor o en contra de éste personaje, simplemente considero que él ya tiene la «atención que necesita».

Por otro lado, el sensacionalismo de la prensa no se hizo esperar y éste hecho sumado a la marcha de Colombianos en repudio por la visita de «un dictador» una mezcla que hace polular el amarillismo  y desde mi perspectiva la ofuscación a temas realmente más relevantes que están sin resolver.

Nos quejamos de la pobreza de nuestro pueblo, de la inseguridad, la falta de condiciones laborales, de salud o educación, pero son temas a los que parece que ya nos acostumbramos y para esos, pocas o ninguna marcha se organiza.

Y mientras fijamos la vista en un suceso que no tuvo consecuencias nefastas para la integridad de nuestro querido personaje, están muriendo niños de desnutrición, niños están creciendo sin educación y gente está enfermando con un sistema de salud corrupto que me revuelve las entrañas.

Amigos Colombianos, ¿en dónde tenemos puesta la vista? que no se siga nublando nuestra visión con la inmediatez de un hecho, remitámonos a las cosas que venimos pateando hace años y están sin solución, pongámonos las pilas por actuar más y marchar menos por una causa como ésta, en las manos de cada uno de nosotros recae una responsabilidad enorme y tenemos la oportunidad de hacer grandes cambios.

Yo no soy quién para decirles lo que deben hacer, pero siempre está bueno ver la perspectiva de alguien que piensa distinto, bueno al menos, eso creo yo.

¿Saben qué me recuerda? La vez que venio un presidente de USA y los Colombianos destruyeron Bancos, instalaciones y otras cositas de la ciudad de Bogotá, siendo los perjudicados nosotros mismos 🙁 ¿Y eso cambió algo? ¿Fue algo positivo para nosotros?…