Debido al exilio que me he impuesto, las experiencias vividas en Argentina y los usuarios con quienes mantengo contacto en el foro me encuentro siempre con la perspectiva de «migrar a un lugar mejor» o «el país perfecto». Creo que es importante analizar algunos aspectos sobre ésta frase que dista mucho de la realidad que nos muestran o la que algunos viven.

Siempre que realicé encuestas a los usuarios del sitio y que tengo la oportunidad de hablar con algunos de ustedes personalmente (cosa que no puedo hacer tan a menudo como quisiera) veo reflejada la esperanza de algunos tratando de escapar de la realidad que viven en sus países de origen.

Y está claro que muchos le escapan a la violencia, a los robos constantes, hay quienes le tienen fastidio a su propia cultura o nacionalidad, otros se aburren de la falta de oportunidades y siempre que se escucha a alguien hablar de un «futuro mejor en otro lugar»  o «me va muy bien aquí», como Argentina por ejemplo, se tiende a idealizar sin bases, sin investigar y sin conocer realmente qué y cómo se vive en Argentina.

Argentina no es para todos

miguel_oktoberfest

En Santa Rosa de Calamuchita – Córdoba

Creo que por muchas buenas posibilidades que hayan en determinados campos, o por las cosas positivas que tiene la Argentina, está claro que no es un país para todo el mundo.

No me refiero a una perspectiva económica (pese a la inflación y el alto costo de la vivienda), sino más bien a la capacidad de adaptabilidad de cualquier persona a un nuevo clima, costumbres, ritmo de vida, sociedad, etc…

Es que adaptarse no es tarea fácil y mucho menos lo puede hacer cualquiera, hay simplemente personas que no tienen las capacidades, experiencia, conocimientos, ganas o fuerza para cambiar o aceptar determinadas cosas.

Digamos que la parte económica a veces es compleja, es cierto, pero dentro de todo siempre (con alguna experiencia o conocimientos) se puede tratar de surgir adelante. Sin embargo, lo que tiene que ver con la parte emocional, metódica, humana, es más difícil de «cambiar, adaptar, crecer».

Argentina no es perfecto

Muchos creen que porque a «pepito» le va bien en Argentina «a mi también», o que porque a «pepito» le va bien en Argentina «Argentina es perfecto».

Ésto es falso completamente. Argentina, como cualquier otra nación en el mundo tiene sus problemas. Existen los robos, problemas políticos, conflictos sociales, xenofobia y otros males.

Hay gente buena y gente mala, le puede ir bien como le puede ir mal, puede triunfar como puede fracasar, lo puede disfrutar así como también puede pasar tragos muy amargos.

El éxito de vivir en el exterior, al menos así lo es para mi, radica en hacer lo que nos hace felices o disfrutar de las experiencias que deseamos vivir.

Y es que yo no digo que vivir en Buenos Aires sea el país de las Maravillas, tengo que soportar el calor del subterráneo, la compleja movilidad por la ciudad, el bullicio, la mugre del microcentro porteño, en fin… cosas comunes de la capital de cualquier país (al menos en Latinoamérica).

Pero de Argentina y especialmente de Buenos Aires disfruto de la gente, los amigos, los teatros, toda la parte cultural, los museos, el asado, la birra (cerveza), la parte educativa, jugar al Truco Argentino, las escapadas a la provincia de Buenos Aires o a provincias más alejadas como Córdoba, el Tenis de Mesa, las posibilidades de trabajo en mi campo «Linux»…

Creo que adaptarme a una nueva cultura no fue sencillo, aprender a comportarse de acuerdo a los modales y normas de otra sociedad, pero cuando logré hacerlo me sentí satisfecho y pude disfrutar de las mismas cosas que los Argentinos, entre ellas, el atesorado Mate.

Los estigmas sociales y la Xenofobia

@Viola de Walsrode, Alemania

Con @Viola de Walsrode, Alemania

Para aquellos que no lo saben, soy Medio Bumangués, Medio Bogotano  y Medio Porteño, pero básicamente mi nacionalidad es Colombiana.

Al ser Colombiano les puedo decir que la Xenofobia en Argentina no es lo que parece. Sí hay un descontento en general respecto de nuestra nacionalidad y algunas otras de Latinoamérica entre los Argentinos.

Pero es que particularmente los Colombianos han hecho muy mala fama, digamos que el Argentino nos ve como vería a una serpiente; usted le puede explicar que la serpiente no es venenosa o peligrosa, pero el Argentino la va a mirar con recelo hasta que evidencie que realmente no muerde ni envenena.

Y es que hasta subiéndome en un taxi cuando detectan mi acento Colombiano (si lo logran ya que lo he ido perdiendo con el paso de los años) a veces te miran de lado con un poco de preocupación, pero luego de cruzar palabras pareciera que encontrás un amigo en cada parte.

Los Argentinos son muy copados (buenos), pero no esperen que nos reciban con un tapete rojo cuando desgraciadamente tenemos que cargar con el doloroso peso de muchos otros que vienen a hacerle daño a ésta nación y otras más.

Otro aspecto del racismo viene por el «demandar cosas» en «casa ajena», muchos no saben respetar y «exigen» a «gritos o de mala forma» algo, lo cual solamente va a causar que el Argentino se «pudra» y le conteste de mala manera (como cualquier ser humano) y al ser extranjero, pues puede producirse o sentirse un poco de «racismo».

Sin embargo en el día a día las cosas suelen ser bastante tranquilas, en todos mis años aquí jamás tuve problemas con mi nacionalidad, si a veces, algún comentario punzante sobre la droga (en broma) pero al final cuando sos gente buena, sos bien recibido.

Las costumbres

Usar el Bidet es importante si vienes a Argentina

Usar el Bidet es importante si vienes a Argentina

Tal vez una de las costumbres que muchos Latinoamericanos no llegan a adaptar en Argentina es el uso del famoso bidet. Aqui viene tal vez una parte «desagradablemente educativa» 🙂

El bidet es un aparatito parecido a un sanitario, puede estar incluído dentro del mismo sanitario como puede ser también un dispositivo a parte.

El funcionamiento es sencillo, luego de el #2 para los chicos o el #1 para las chicas es mucho más conveniente utilizar el bidet que papel higiénico.

En los hogares Argentinos suelen tener ganchos o «perchas» individuales para cada miembro de la casa con una toallita pequeña y un jabón, algunos prefieren utilizar jabón y algunos únicamente con agua tibia (ya que cuenta con dos llaves «canillas», una para el agua fría y una para el agua caliente).

El Bidet es catalogado por muchos como «antihigiénico» pero a nivel personal lo considero una herramienta muchísimo más eficiente que el papel higiénico.

En Japón la tecnología ha permitido que haya más comodidad con éste tema, en Argentina tal vez sea un poco más rústico y no tan tecnológico pero su eficiencia sigue desmostrándose muy por arriba del papel higiénico.

Los Argentinos utilizan una toalla (común, pero mucho más pequeña que la de secarse el cuerpo) y la lavan con regularidad (al menos 1 vez cada semana o dos)

Si quieren leer un poco más sobre las costumbres en Argentina lean ésto.

Aquí dejo un par de videos educativos sobre el bidet (son japoneses, pero la idea es la misma).

Yo espero teniendo en cuenta éstas premisas cualquier persona se puede replantear lo que le «han dicho de Argentina» y puede decidir un poquito mejor si le gustaría o no compartir la cultura gaucha.

¿Te gusta Argentina?

View Results

Cargando ... Cargando ...

 

A %d blogueros les gusta esto: