Viajar de Córdoba a Buenos Aires

Viajar de Córdoba a Buenos Aires

El tránsito (aéreo, terrestre y férreo) desde la capital cordobesa hacia la capital federal no deja de crecer exponencialmente. Sin dudas, es el destino con más demanda, ya sea por temas de trámites generales, estudios, turismo o visita a familiares. Las opciones de viajes para ir son muchas al igual que los precios, sin embargo, cada una es conveniente dependiendo del presupuesto y del tiempo que se disponga.

Les voy a dejar una tabla con las 4 opciones posibles (auto, colectivo, tren y avión), sus costos y tiempo de viaje. Al final del artículo, a modo de información, te dejaré una quinta opción que cada vez toma más fuerza en Argentina y ya es un medio de viaje usual en Europa y Estados Unidos: carpooling.

Tabla de Viaje

Tabla de Viaje

Comentarios:

Avión

– Lan y Aerolineas Argentinas manejan precios similares.

– En temporada alta el pasaje puede incrementar un 40%.

– Mejoran los precios haciendo un paquete con estadía y vuelo.

– Tienes la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito en 12 cuotas sin interés.

Colectivo

– Tienes la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito en 12 cuotas sin interés.

Tren

– El valor de $300 ARS incluye un camarote para dos personas.

– Sale miércoles y domingo desde córdoba a las 14:06

– Se deben comprar los pasajes con un mínimo de 3 meses de anticipación para encontrar lugar.

Carpooling

Es una tendencia que ha tomado mucho más auge a nivel mundial y crece mucho en Argentina debido a sus beneficios económicos, y más aún, teniendo en cuenta que estamos en un contexto inflacionario. Es utilizada en Europa hace 15 años con un promedio de 3,5 millones de asientos ofrecidos por día.

¿Qué es?

Las páginas que promocionan este servicio son simplemente un nexo entre conductores de autos y pasajeros, ya sea para viajes de corta o larga distancia.

Entre ellas, figuran Carpoolear (con una aplicación de Facebook); Vayamos Juntos, Coviajero; Hagamos Pool, Ruta compartida, Sincropool (orientada a empresas) y Vamos a la cancha (para ir a ver partidos en todo el país). Recientemente se acaba de sumar Tripda, una opción exclusiva para las mujeres, brindándoles más comodidad y tranquilidad a la hora de viajar.

Herencias que cuentan

Herencias que cuentan

“No creo que haya algo más argentino que la palabra che, tampoco alguien que represente mejor la rebeldía, la pasión, la sensibilidad y el coraje como lo hizo el Che. A él tienes que visitar, ya no en vida por obvias razones, pero sí a su infancia, a ese lugar que fue su salvavidas, a esa pequeña ciudad que lo contuvo durante sus malos momentos de salud, y quizás el entorno que le dio los cojones suficientes para ser un hombre con todas las letras, un hombre cuya existencia nos hace sentir al género masculino como simples nenas acomodadas en nuestras vidas de cedas. A él quiero que imites, ¡no a mí hijo mío!, ¡a él! Yo solo soy un simple engendrador de tu vida por la gracia que me dio el de arriba, pero este respetable señor del que te hablo, a ese debes imitar sin reproches ni objeciones. Si haces bien esta única labor que te encomiendo, si solo pudieras tomar para tu vida un segundo de la de él, te aseguro que muchos orgullos provocarás en este ser.”

Alta Gracia

Alta Gracia

 

Alta Gracia

Alta Gracia



Alta Gracia

Alta Gracia


Esto me dijo mi padre en muchas ocasiones, creo haber escuchado este sermón más de cien veces, pero nunca lo sentí más profundo como el día en que dejé mi casa para cumplir mi palabra. De esa fecha solo recuerdo esto. Sentí como si hubiese borrado el resto excepto a partir del momento en que llegué a Alta Gracia, el aire ideal para Teté. Creí que me encontraría con algo más concurrido por la gente, pero este ambiente de cotidianeidad me hizo trasladar con facilidad a la época de infancia y adolescencia que vivió Ernesto. He venido acá para entender un poco más a este personaje que adquirió cierto misticismo en mi vida debido a la idolatría que mi padre le otorgaba. Siento como si fuera ayer recordar como mi padre dedicaba días enteros en relatarme de memoria la historia de Ernesto, sus viajes y sus escritos.

Finalmente acá estoy en Villa Nydia, en este lugar que, aun siendo un museo en la actualidad, posee más apariencia y sobretodo, más espíritu de hogar que muchas casas de familia en las que he estado. Puedo ver a Ernesto escribiendo en su máquina de escribir, leyendo a Sandokan o a Julio Verne, y hasta postrado en su lecho en los días en que el asma intentaba quitarle los mejores recuerdos de su infancia.

“Creo que cumplí papá, no con creces, porque entre más me adentro en el pasado de tu ídolo, no seré un segundo como él; pero de lo que sí estoy seguro viejo, es que me has dejado el mejor y el más valioso de los legado: compartir conmigo tu pasión y ayudarme a embarcarme en este viaje que no se borrará jamás de mi vida. Te amo papá.”

Alta Gracia

Alta Gracia

 

Alta Gracia

Alta Gracia

Rosebar, Palermo – Nunca más

Rosebar, Palermo – Nunca más

El día de ayer salimos mi novia y dos amigos a Plaza Serrano para divertirnos un poco, todo empezó muy bien pero, nos hicieron pasar un muy mal momento en Rosebar, a ver que opinan ustedes.

Particularmente, no soy un tipo de salir a boliches, sino más bien el clásico ñoño que prefiere estar en casa y ver una peli. Pero, cada tanto está bueno salir y mi novia me convenció para ir a algún lugar, pasarlo bien con amigos, escuchar música, lo que hace la mayoría de la gente que sale en un finde a Plaza Serrano.

Iniciamos la noche en Brujas, todo muy bien tranqui, buenas hamburguesas y excelente mojito!

Sin embargo,  una vez pasamos un rato allí, decidimos ir a Rosebar para ver “que onda” porque decían que era un lugar copado para tomar algo.

No es ningún secreto, que para acceder a muchos boliches te apuntás en la lista de algún conocido o “referente” lo cual no fue distinto en nuestro caso, pues mi chica había arreglado con “alguien” para pasar al que llamaré “Fernando” por darle un nombre cualquiera.

Una vez llegamos, mi novia pasa dentro del boliche para buscar a ésta persona y así conseguir un pase libre.

Hicimos la fila como corresponde y esperábamos la señal (desde adentro) para poder ingresar. Una vez llegamos a la cinta que controla el “portero o patovica”, nos mira y dice “¿Con quién vienen? A lo que yo respondo: Con Fernando y lo señalo con el dedo, el patovica se da media vuelta y ve que “Fernando” le está haciendo la seña para que pasemos los tres.

Sin embargo, el personal de la entrada se niega y dice, háganse a un lado y esperen a ver si les solucionan el ingreso…

Cinco minutos más tarde sale mi chica decepcionada y tuvimos ésta conversación:

Ella: A ti y a mi nos dejan pasar pero a los otros dos no.

-Yo: ¿Pero porqué? Si vinimos todos de camisa como pidió “Fernando”

Ella: Si, eso mismo le dije, pero cuando no los dejaron pasar, el intentó hablar con otro hombre que se acercó a la entrada, los vio a los tres y dijo “El de lentes (osea yo)” puede pasar pero los otros dos no tienen el perfil.

-Yo: ¿Qué perfil?

Ella: Eso pregunté, si era la ropa o que onda, solo me dijo “los bajitos no, no tienen el perfil” y pregunté varias veces más: ¿Qué perfil? pero no quiso darme una respuesta solo “no tienen el perfil”.

Yo me quedé muy caliente porque en los 5 minutos que esperábamos en la entrada, pasaba la gente sin problema, no les preguntaban nada, simplemente pasaban.

¿Qué resulta ser? ¡Discriminación!

 

La conversación por whatsapp entre mi novia y el hombre de la lista

Discriminación en Rosebar 01 / 04

Discriminación en Rosebar 01 / 04

Discriminación en Rosebar 02 / 04

Discriminación en Rosebar 02 / 04

Discriminación en Rosebar 03 / 04

Discriminación en Rosebar 03 / 04

Discriminación en Rosebar 04 / 04

Discriminación en Rosebar 04 / 04

Entonces comencé a exponer el caso en ésta publicación y casi en paralelo voy pensando si otra gente habrá pasado por lo mismo, entonces hago una pequeña búsqueda por internet y aquí pueden leer algunos comentarios similares que fui encontrando:

Fui a Rosebar para un cumpleaños que me habian invitado y me trataron muy mal en la entrada. No me dejaron pasar supuestamente por mi vestimenta pero estaba vestido perfectamente.

Rosebar, discrimina gente, el patovica de la puerta, no deja entrar si no le gusta tu cara, denuncienlo, por discriminacion!!!!!

El la puerta te dicen “así no podés entrar”. Parece que los porteros ahora son los jueces de la moda. Un chiste. Visión anticuada, para una zona como Palermo. No recomiendo asistir a ese establecimiento.
Es el peor disco la historia. Tratan muy mal a la gente y yo al dueño le aclare que me puedo comprar 10 boliches como el de el. Es un negro cabeza. Y la gente que va se hace la top y despues se va en un auto de clase media!

 

Esta decayendo y se van a termianr quedando con la peor gente….Antes iba siempre hasta que un patovica muy mal educado nos hizo historia para pasar porque no le gusto la cara de una amiga o no se….la cual habia entrado antes 1000 veces… Se creen que son mas que uno y que mucha gente que va… y son simples porteros de boliche… contestan en forma sobervia y mal educada, encima empujo a mi amiga, seleccionan gente en base a \”hoy no me gusta tu cara\”… una verguenza ni para un cumpleaños reserven pq te dejan pasar la mitad de los invitados

 

Pésimo lugar, al tipo de la puerta se le ocurre que no conoce al publicas que te invita y no te deja pasar, vestido de traje y mocasines. Un pobre tipo que tiene que trabajar de portero
gory aguirre vos no trataras mal… pero hay otros que si como uno alto rubio alto en la puerta.. patetico…tiene una sobervia terrible… le hizo pasar un momento espantoso a una amiga que cumplia años… no me voy a olvidar lo mal que se sintio mi amiga para su cumpleaños…

 

Fui de traje y mocasines, recién afeitado y pelo cortado esa misma semana. Me inventó que no conocía al públicas y tampoco quería atender al públicas al teléfono (que me pedía disculpas y me decía que tenia que haber ALGO por lo que no me quisiera dejar pasar). Seguramente no le gusto mi cara, había quedado con un par de conocidos de negocio para juntarnos en ese lugar. Tengo 35 años, tengo una empresa y la verdad que un portero de boliche con aires de dueño me trate mal me importa poco y nada. Yo no le recomendaría a nadie que fuera a este lugar si tiene que rebotar gente porque sí para parecer exclusivo.

 

Es una vergüenza…. yo soy contadora y lider en una empresa y solía ir a este lugar… pero una vez no dejaron pasar unas amigas y no fui mas… todas profesionales, bien vestidas y lindas … y yo que fui varias veces puedo asegurar q adentro hay de todo…por eso cuando hablan de dress code y de del criterio.. no se a que se refieren también esta lleno de chorros/as encubiertos detrás de una cara bonita….

 

No quiero imaginar, cuántas personas más habrán pasado por lo mismo, ser discriminadas por su apariencia física, por un criterio injusto en una sociedad donde se supone, que somos todos iguales y por ende deberíamos poder disfrutar de los mismos establecimientos.

La verdad, mala experiencia y por eso no recomiendo Rosebar en lo absoluto, sería como fomentar el desprecio y el racismo en toda su expresión, hay muchos otros lugares buenos para ir, Kika, Brook, Brujas, cualquiera, no dejen que les vendan la imagen de “top” a cuestas de la dignidad de muchas otras personas.

 

Intento de Robo en La Boca

Intento de Robo en La Boca

Muchos que ya han estado en Buenos Aires conocen lo peligroso de la Zona Sur y Zona Oeste. Éste es el caso de Alexander Hennessy (Estadounidense) con su iniciativa de Global Degree recorriendo todos los países posibles en bicicleta, quien casi fue asaltado y pasó una situación de peligro extrema en el Barrio de la Boca registrando todo con su cámara Go Pro.

Alexander fue interceptado en Arzobispo Espinoza e Irala, muy cerca de la Bombonera en el barrio de La Boca.

Delincuente Armado en La Boca

Delincuente Armado en La Boca

 

Después del intento de Robo vemos una chica  ayudando a Alexander.

Donde fue interceptado Mike y en dónde encontró al policía.

Donde fue interceptado Alexander en dónde encontró al policía.

El asaltante conducía una moto Honda placas 330-LXS.

 

 

Un Belga en Argentina Stand Up

Un Belga en Argentina Stand Up

Algo que me fascina de Argentina es la diversidad cultural, la cantidad de teatros, nacionalidades, eventos y lugares para conocer. En éste caso encontré algo muy interesante “Kristof Micholt” Un Belga que a través del humor cuenta su experiencia en Argentina.

Todos los jueves a las 22hs, en el Terraza Teatro Bar del Paseo La Plaza (Corrientes 1660), Capital Federal. Entradas: $ 100,-. Pedí tu 2×1 llamando al (11) 3908-4131 o por mail el.belga@yahoo.com Durante el show de Kristof podrá disfrutar y reirse de su mirada (extranjera) sobre la Argentina. Cuenta como fue integrarse en la Argentina : como llegó, el idioma, las costumbres argentinas, el trabajo, el amor… Acá un pequeño adelanto que no tiene desperdicio.

Después de vivir 8 años en Argentina, escribió e interpretó este show en diversas partes del mundo. Kristof Micholt es de Brujas, Bélgica. Arrancó con su carrera de humorista en el 2009 en Buenos Aires. Desde principios de 2011 actúa en Bélgica, Holanda, Inglaterra y Francia. Trabajó en varios clubes prestigiosos como “The Improv” en Los Angeles, “Gotham Club” en Nueva York, “Up The Creek” en Londres y el “Comedy Cafe” en Amsterdam. Algunos comentarios del público :

Una risa nuestras costumbres vistas por un extranjero!!!!!!!!!!
Es muy respetuoso y entendió la esencia del argentino.
Me encantó el manejo que tiene del castellano, es genial!
Muy calido,con una naturalidad que hace su discurso aún mas cómico.
El Bululú te aplaudió de pie!!!
Que gran talento Kristof… !
Espectacular!!! Maestrooo!!!

Así que si tienen un ratito el sábado o están al pedo, pueden ir a ver ésta magnífica comedia y pasar un buen rato. Si querés conocer más de éste simpático personaje, pueden visitar su sitio web.

Oktoberfest, lo bueno, lo malo y lo feo

Oktoberfest, lo bueno, lo malo y lo feo

En ésta ocasión me encontré visitando la provincia de Córdoba para celebrar los ciuncuenta años del Oktoberfest que se realiza cada año en Villa General Belgrano, encontré cosas buenas, malas y feas que quiero compartir con ustedes si se animan a ir alguna vez.

Mucho se hablo del Oktoberfest desde hace unos 3 años y aún no tenía la oportunidad de vivirlo, entonces me decidí, separé mi cupo y participé de toda una festividad.

Realmente ha sido una experiencia enriquecedora en muchos sentidos, espero que éste artículo les ayude a conocer lo que hay, tanto en el frente, como tras bambalinas de la tan mencionada fiesta de la cerveza Alemana.

Lo bueno del Oktoberfest

Lo bueno del Oktoberfest

Aquello que vale la pena de éste gran festival de la cerveza

Hay varias cosas positivas del Oktoberfest, creo que en mi lista ocupa el primer lugar “que se realice en Córdoba”, es una provincia hermosa, por suerte en ésta época del año  el clima fue bastante benevolente (pese a que el domingo tuvimos un poco de granizo) los paisajes, las sierras y la tranquilidad de los habitantes crean un entorno apacible para disfrutar del momento.

Y no es que se realice en Córdoba solamente porque es un lugar hermoso, es que hay historia atrás de ésto, se celebra allí en Villa General Belgrano porque fue la colonia Alemana más grande de Argentina.

Adicionalmente, ya hablando de la fiesta propiamente, otro de los aspectos positivos es la gran variedad de cervezas “en marcas y sabores”, probablemente una de las mejores sea la cerveza roja aunque también la cerveza de miel y la roja dulce están buenas.

A continuación un pequeño listado de otros aspectos que se pueden considerar como buenos en el Oktoberfest:

  • Participar de una festividad tradicional “Una de las cosas que más apreciamos los extranjeros (al menos yo 🙂 )”
  • Viajar y hacer turismo “Conocer otra provincia, una de las más lindas de la Argentina”
  • Hacer nuevos amigos “Podemos formar nuevas amistades”
  • Conocer a alguien “Durante el viaje y en las festividades en el Patio Cervecero o boliches existe la posibilidad de conocer a una nueva persona”.
  • Relajarse y estar en otra cosa “Alejarse del laburo, lo cotidiano y dejarse llevar un poco o mucho por la joda”
  • La buena onda “Pese a la cantidad de borrachos y borrachas 🙂 no importaban los empujones por el poco espacio, había un clima de buena onda”
  • La fiesta “Bailar, los disfraces, los gorritos, la cerveza, los amigos, los nuevos amores, la buena onda, el clima, la música, la comida…”
  • Foto Comunal “Cuando alguien quiere sacar una foto, todos al rededor cantan foto comunal y se unen para la foto, siendo casi imposible sacarse una solo con conocidos”
  • El desfile “Aunque no llegué a verlo, según me cuentan es algo muy interesante de ver”.

La verdad que pude probar varias cervezas, conocer gente copada, pasar un buen momento y tomar un poco de la parte cultural que se da gracias a ésta importante festividad.

Además pude relajarme en un entorno sumamente tranquilo, con las sierras de fondo y pese al nivel de joda una tranquilidad muy relajante.

+10 puntos para Córdoba por su hermosura y eso que ún no la recorro toda, el embalse de calamuchita es impresionante, sin duda una maravilla para deleitar los ojos.

Recomendadísimo si se vive de ésta forma, pero no todo lo que brilla es oro y así como lo pasé bien, también vi y viví cosas no tan buenas.

Lo malo y lo feo

Lo malo y lo feo

Algunas de las experiencias menos agradables

Por ahí para algunos no sea ni feo, ni malo lo que viene a continuación, está claro que cada individuo tiene su forma de definir la realidad a través de su experiencia de vida y punto de vista, por lo tanto éste es el mio y no espero que estén de acuerdo conmigo 🙂

Mucha droga, marihuana (también conocida como “pasto, faso, yesca, esa, porro, etc…” ) y pastillas (éxtasis u otros) desde antes de iniciar el viaje hasta el regreso.

.No hubo lugar donde no se consumiera droga, en los boliches, en la calle, en el patio cervecero del Oktoberfest, en el colectivo, en las cabañas, faso había por todas partes o al menos así lo percibí.

Y un santo no soy, obviamente he probado la Marihuana, de hecho solamente fumé dos veces y nunca más, pues no me gusta y fue con ánimo puramente educativo, considero mucho más atractivo el olor fresco de la mañana, la conciencia en la plena realidad y el aire puro (pudiéndolo decir con conocimiento de causa, para aquellos que dicen que “no la probó no sabe…”).

Obviamente de gustos no hay nada escrito, así que cada quién puede vivir su vida como quiera, pero no me gustó el “exceso” de droga que pude percibir.

El nivel de descontrol, bueno, acá depende de “qué tipo de compañeros de viaje nos toca”, probablemente me han tocado los más dedicados a la joda, otros colectivos parece que tuvieron la suerte de ir más tranquilos.

Como me tocó el colectivo de la “joda” pues hasta nos paró Gendarmería, la policía nos siguió cerca de 20 kilómetros pues el nivel de escándalo, borrachera y droga arriba del colectivo era bastante importante.

Alguien le arrojó un vaso de cerveza a una gendarme y por eso la detención, tuvimos un viaje de 14 horas (2 horas más de lo previsto) por el incidente y otras demoras. Por suerte para todos, pudimos seguir en viaje pero, por poco pagamos santos por pecadores.

Al ser un colectivo de dos pisos, la joda surgió en el nivel superior parte trasera, cerca de 7 vomitados no le daban buen olor al colectivo (más aún en unas 10 horas de aguantar el olor) adicionalmente semen en la parte trasera del colectivo y un baño totalmente indeseable para cualquier mortal que se atreviera a entrar.

En sí, el viaje no fue una buena experiencia del todo salvo por compartir algunas risas alegres, fernet, cerveza y vino blanco.

Después, en el patio cervecero, debido a la gran cantidad de gente, llegar a los baños era una proeza, por lo tanto, los hombres decidieron orinar frente a una cerca creando literalmente un “rio y varios charcos de meos” sobre los cuales había que caminar para alcanzar los baños químicos.

-10 puntos para los sucios del Oktoberfest, es culpa de la gente, no del lugar.

-10 puntos por los niños en el Oktoberfest. Varios menores de edad, calculo entre uno 7 a 12 años de edad cerca de las 11 de la noche en medio de la droga, el alcohol y el desorden, está muy bien integrar a la familia en un evento cultural, pero el ambiente que estaba en ése momento no  daba para tener chicos de esa edad en medio de algo que claramente no llegan a entender.

Los chicos pequeños deberían estar en sus casas o disfrutando otro tipo de actividades, de ésta forma solo crecerán creyendo que todo lo que ven es normal y es así como deben comportarse siempre.

Santa Rosa de Calamuchita y Villa General Belgrano

En resumen, hay  muchas cosas buenas por las cuales ir al Oktoberfest, si tenemos algo de suerte podemos viajar en un colectivo con gente más tranqui (o no), y si omitimos las cosas que no nos gustan o interesan seguramente vamos a pasar un buen rato.

Está bueno aprovechar la oportunidad y probablemente el año que viene iré nuevamente.

¿Te gustaría ir al Oktoberfest?

View Results

Cargando ... Cargando ...